La hora del storytelling

Es un mundo desigual, con desplazados, refugiados y oprimidos. Pero también con personas solidarias y empáticas, dispuestas a mejorarlo. Es un mundo de complejidades globales, particularidades locales y saturación de datos. En medio de un ecosistema mediático que intenta descifrarlo –mientras lucha por salvarse a sí mismo– el storytelling asoma como una narrativa posible. El objetivo es apelar a lo mejor de la tecnología para hacer lo único que sigue importando a la hora de las noticias: saber contarlas con profesionalismo, talento y creatividad.
Lee la nota completa de Pablo Corso publicada en Reporte Publicidad 116 AQUI