#editorial

Ya estamos en marzo, y el año real ya empezó hace rato. Desde hace muchos años enero se ha convertido en un mes de temporada alta en términos polí­ticos. El caso Nisman es apenas la punta de un iceberg de lo que vamos a vivir en Argentina, y la economía esta vez estará claramente supeditada a la polí­tica. ¿Esto implicará un mal año para nuestra publicidad? ¿Cómo se desarrollará el 2015 para el negocio?

El consumo seguirá siendo unos de los ejes centrales de la campaña electoral del gobierno; en este contexto las marcas no podrán estar calladas. Será un año en el que habrá que vender lo más posible además de cuidar la marca y el posicionamiento. Por consiguiente, habrá más trabajo para la comunicación, lo que no quiere decir que se refleje necesariamente en más trabajo para las agencias de publicidad. Por la crisis que están viviendo las agencias, si no formaran parte de las redes que necesitan oficinas en Argentina, algunas ya no tendrían razón de ser. Claro, hay excepciones.

Desde Reporte Publicidad estamos preparando un trabajo que publicaremos en nuestra edición de abril, y que tiene que ver con la sustentabilidad de las agencias de publicidad. La sustentabilidad es un gran tema en la agenda de las empresas y las marcas pero no en el negocio publicitario. Se cometen desmanes, algunas en defensa propia, otras por voracidad, pero que en definitiva se convierten en boomerang para la propia subsistencia. Nos espera un año electoral complicado, difícil, y a la vez atractivo con muchas posibilidades de hacer buen periodismo.

En junio estaremos nuevamente en Cannes distribuyendo una edición internacional, en inglés, que mostrará lo mejor que ofrece la creatividad argentina en todas sus formas. En épocas donde abundan las plataformas mostraremos las ideas, en momentos globales destacaremos identidad pero sin perder universalidad y desde el único medio 100% argentino.

Este es un año donde nos esperan muchas cosas y aquí­ estaremos, con la revista, con el sitio, el newsletter y el programa de televisión para contarte que lo está pasando y fundamentalmente por qué está pasando.